jueves, 7 de febrero de 2013

Rumbo al sur

Hoy ha sido día de vuelo. Estoy en Río Gallegos, al sur del país. Se nota ya el clima polar, nada en kms a la redonda, falta de vegetación y frio que ya tuve que sacar el abrigo. Mañana me toca todo el día de viaje en bus, espero no tener problemas en la frontera de Chile que hay que atravesarla para ir al sur de Argentina. Estoy emocionada. Ushuaia, la ciudad más austral del planeta, era mi principal destino en este viaje.
Río Gallegos no tiene nada en especial, se parece bastante a las ciudades escandinavas que he visto por la tv. El señor que se sentó al lado mio en el avión me recomendó un hotel, pero era demasiado caro, así que andé hasta encontrar un hostel que estaba completo y que me recomendaron la posada donde estoy, que es un poco cara pero no quería arriesgarme más porque se estaba haciendo tarde. Después fui a la oficina de turismo y me recomendaron que sacara cuanto antes el billete de bus porque solo hay dos viajes al día. Me fuí a un locutorio para imprimir el billete comprado por internet y el señor de alli muy simpático me recomendó un hostel con unas vistas increibles, y ya hice también la reserva por si acaso. Aun me quedé un rato conversando con el sobre la región.

Río Gallegos
La verdad es que me resulta extraño hablar con tanta gente desconocida. ¿Me estaré volviendo simpática o es que esta gente conversa con todo el mundo? Sabía que los argentinos eran muy simpáticos pero no imaginaba que tanto. Además ayudan mucho a subir el autoestima, aunque se lo deben decir a todas, pero al final me creeré que soy linda, bonita, hermosa, bella, que hipnotizo con mi mirada... qué majos son!! Creo que este país me sienta bien :)

Por cierto, ayer cuando estaba en Once, una zona muy comercial de Buenos Aires, vi un robo a un taxi. Y que vi esta mañana al salir del hostel? Al mismo ladrón robando a otro taxi!! Ya es coincidencia...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada